Colegio Libre de Hidalgo

Concurso conmemorativo, “Ensayo Político: ¿Qué significa ser mexicano?”


Himno Nacional Mexicano

Si, lo escuche con todas sus letras, y el sonido de cada palabra entrando en mis oídos  buscaba de inmediato escurrirse hacia mi conciencia para refugiarse dentro, muy dentro, como cuando un ave busca el refugio y el calor de su nido, como cuando el agua pura penetra en la tierra seca para humedecerla y fertilizarla. Y entonces, esas letras transportaban en el tiempo, más allá de mi niñez, más allá aun de mis padres y abuelos, tal vez más allá de mis bisabuelos.  Y mi imaginación volaba como un ave, de repente como un cometa y a veces como un rayo, más rápido y más lento a través del tiempo. Si, lo sabía en mi mente y  lo sentía en el corazón ¡Qué gran emoción invadía todo mi ser! Como cuando un rio desemboca en el mar, como cuando el volcán está a punto de explotar, algo que aun no sé explicar. ¡Oh glorioso Himno Nacional!¡Quédate para siempre en mi mente y en mi corazón! Tu sabes cuál es la razón, la de sentirme orgulloso, con raíces bien profundas y con clara identidad!

Así que, permanecí en silencio para seguir escuchando hasta la última palabra, hasta la última nota musical escurriendo como gotas cristalinas en mis oídos ¡y me quede pensando en un profundo silencio, como tratando de envolver y retener cada estrofa en el misterioso mundo de mi cerebro para que no se escapara ni siquiera una letra, un  punto ni una coma.

Y ahí quedo, condenado a permanecer en mi ser! Cincelado en mi alma con letras que se encendían a cada interpretación, imborrable y eterno, sublime y excelso, glorioso y profundo, con toque marcial y anunciando la guerra, con héroes dispuestos a ofrendar sus vidas, con sabias y hermosas palabras de un poeta poseído por los valores y tesoros de su patria, con las notas gloriosas de música de ángeles.

Oh¡ Francisco González Bocanegra! De donde sacaste tanta inspiración? Cual fue la razón? Cual fue tu motivo para encender en las almas mexicanas el amor por la patria?  Debiste volar como el águila o el colibrí, o acaso blandiste alguna espada defendiéndote del invasor? Tal vez escuchaste el rugido del cañón y viste el color de la guerra. ¡Sobria composición de ti Maestro!

Y a ti, Jaime Nuno Roca, seguramente subiste a escuchar las trompetas de los arcángeles y de ahí arrancaste la inspiración para tu gran composición! Nada en el mundo se compara con esa música de nuestro Himno, empalmaste notas como acomodadas en un cuadro de un colorido especial, bellas y profundas  notas musicales que endulzan los oídos y  estremecen el alma. ¡Mi profunda admiración Maestro!

Con los ojos cerrados y la mente despierta, abrace con fuerza  el impetuoso viento que en la lejanía, allá por la ciudad, allá por el campo y por todos lados y por todo el mundo, descargaba exhausto nuevamente, cantando a coro con todas las voces del orbe las letras y la música de nuestro Himno.

Por eso, ¡mexicanos al grito de guerra!… en la transformación de nuestro México, en su cultura, en sus valores, en la educación, en su progreso, en la adversidad, en la abundancia, en todo lo que nos une y nos lleva a superarnos y vernos como hermanos. En aquello que supera nuestras diferencias, en el respeto y veneración de los demás símbolos patrios, nuestra Bandera y nuestro Escudo Nacional, en el amor por nuestro hijos, ¡En el alto reconocimiento al derecho incuestionable que los demás pueblos tienen de vivir en plena libertad y armonía!

Así que me dije a mi mismo: ¡No hay como ser mexicano! ¡De verdad que lo digo con sobrado orgullo! Pero es un orgullo que parece que no es tan común, que no es tan normal. Es un gran orgullo que invita al honor. Que  no se oscurece ni se reblandece al paso del tiempo,  que muy al contrario siempre permanece metido en las almas de todos los que formamos esta bella patria y que se contagia como una epidemia. Une en la desgracia, une en el dolor, fortalece los corazones y les da unidad. Como mexicanos, sabemos luchar y sabemos amar, por nuestros ideales y nuestra cultura debemos pelear. Que nunca nos quiten o nos arrebaten lo que con la sangre de nuestros ancestros se ha defendido siempre, ¡nuestra inigualable soberanía nacional!

Viva nuestro bello canto patriótico por siempre! Por ti lucharemos y seremos siempre, los más aguerridos y valientes soldados! Merece la patria lealtad y valor! Merece la patria un  futuro mejor!

Seudónimo: ARR


 

Mi familia, mi comunidad, mi pueblo mi orgullo de ser mexicano

Soy mexicano y me siento orgulloso de serlo, en otra época  me pudo haber costar trabajo,  pero ahora no, porque a lo largo de mi vida eh podido definir lo que es México.  Al decir que somos mexicanos debemos llenarnos de orgullo,porque somos un pueblo lleno de colores, sabores, de olores y de amores. Estos valores recorren y se encuentran en toda nuestra geografía nacional y forman en un mosaico multicolor es ahí donde se vislumbra nuestro orgullo yo lo encuentro en nuestra cultura.

Octavio Paz define a la cultura como un conjunto de actitudes, creencias, valores, 
expresiones, gestos, hábitos, destrezas que caracterizan a un conjunto de una sociedad, es todo aquello en lo que se cree.(Prieto, 1984)

Esta definición de cultura la podemos utilizar para describir a la nuestra, la mexicana, al hacerlo podemos ver que nuestra actitud ante la adversidad relatada en las lecciones de historia, nos menciona que hemos sido invadidos por  tres de las  potencias históricas del de los últimos quinientos añosEspaña, Francia y Estados unidos.

Todas estas potencias en su momento tenían a su disposición los recursos tecnológicos y bélicos para derrotar al espíritu del mexicano y no lo lograron. Esta fuerza acumulada en esos siglos de formación de nuestro carácter, fomentaron en nosotros los mexicanos, ese ímpetu de lucha ante la adversidad.Por eso nosotros los mexicanos, no claudicamos en la lucha por defender lo que amamos.

Creemos en nuestra familia núcleo de nuestra sociedad. Es la que nos forma, la que nos educa, nos llena de valores, nos protege y enriquece.  Creemosennuestra comunidad, es la que nos acepta, nos fortalece y nos reta. Creemosen nuestro pueblo es el que nos identifica, nos reconoce y nos edifica. Creemos en nuestras capacidades, en nuestras virtudes tenemos la esperanza de que cada día seremos mejores.

Nuestro México está lleno de Valoresque nos distinguen, son esas herramientas que nos han permitido construirnos como pueblo. Valores como la valentía que nos dio la fuerza para luchar, para libarnos y enfrentar cualquier adversidad.

Tenemos en nuestro interior la Solidaridad nos apoyamos en los momentos más difíciles en los terremotos, en los huracanes, en todo momento siempre encontraras la mano de un hermano mexicano que te ayudara, que será solidario contigo. La uniónes el valor más grande que tenemos porque no importa si eres de Chiapas o de Hidalgo, de Sonora o Yucatán si eres mexicano eres mi familia, mi comunidad, eres mi pueblo.

Demostramos nuestrosentir al darle color a nuestrasExpresionesen la música con los mariachis o en los norteños.La pintura en los murales de Diego Rivera, José clemente y Siqueiros. Es ahí donde expresamos sentimientos amores y desamores. Nuestra gastronomía expresa el sabor de nuestra cultura donde mostramos a nuestro pueblo.

La cultura mexicana, de la cual me siento orgulloso, es reconocida a nivel mundial es admirada y sorprende a cualquier extranjero.

Es mi familia, es mi comunidad, es mi pueblo. Este escrito fue comenzado el 18 de septiembre de 2017, mi idea era hablar de lo orgulloso de ser mexicano, se atravesó el sismo del 19 y pude con mis propios sentidos conocer la grandeza de mi pueblo.

Durante toda mi vida había visto y conocido solo por imágenes y videos, la tragedia de los terremotos de 1985, y la forma en que mi familia, mi comunidad, mi pueblo se había volcado a ayudar a quienes habían sufrido con los derrumbes y desastres que sucedieron en esa época.

No paso por mi pensamiento que esta situación se podría repetir, ese sufrimiento de miles de personas que padecen con estos fenómenos naturales.

Es aquí donde de nueva cuenta surge nuestra cultura, de la cual debemos sentirnos orgullosos, esa cultura donde encontramos los valores más impresionantes que distinguen al mexicano. Valores como la solidaridad, la fortaleza, la gratitud, la valentía, la esperanza, el amor. Esos valores Brotan de los corazones de las personas. Mi familia mi comunidad mi pueblo.

Me siento orgulloso de los miles de voluntarios que están luchando para salvar vidas, dando de comer, moviendo la ayuda con todas sus fuerzas, con todo su amor.

Me siento orgullosos de los miembros de las fuerzas armadas tan criticados tan maltratados y que están ahí con su familia, su comunidad su pueblo.

Me siento orgulloso de mi gobierno, porque en situaciones como esta,muestra su fuerza, muestra su parte humana.

Esta es mi cultura, la estoy viendo, la estoy sintiendo, me siento orgulloso de ser mexicano.

Me siento orgulloso de pertenecer a esta cultura que es mi familia, mi comunidad, mi pueblo.

VIVA MEXICO, VIVA LOS MEXICANOS.

Bibliografía

Prieto, F. (1984). Cultura y comunicación. México: Premiá.

Seudónimo: rony19



Mi nombre es México, por ser mexicano

Sentado en el pórtico de mi casa, con la vista puesta en el infinito, me puse a reflexionar sobre “que era ser mexicano”, que es lo que me da identidad y mi personalidad, qué características culturales, históricas, demográficas, psicológicas, geográficas, territoriales, etcétera, se deben de tomar en cuenta para poder hablar del ser y el deber ser de los sujetos como entes pensantes y de los individuos como personas que tienen derechos y deberes para con la sociedad y el Estado.

Desde luego, hacer un análisis introspectivo y retrospectivo de mi persona, es decir, construir, describir, explicar y analizar mi papel en una sociedad como la mexicana; empezare por hacer un breve recorrido de una larga historia de mi vida    

Mi historia inicia en la era mesozoica, que más tarde territorialmente se llamaría Mesoamérica, espacios ubicados en un continente joven en relación a otros continentes: América. No recuerdo mi fecha de nacimiento, solo sé que soy un territorio más viejo inclusive que las personas que lo habitan; este territorio ha tenido una serie de cambios geográficos, históricos   que han permitido  conformar una estructura multifacética en hidrografía, orografía, flora y fauna que le dan una vida esplendorosa y lo presentan como algo natural para su existencia,

Como decía anteriormente, estas transformaciones han inflado también en todos los que vivimos en este territorio, mi nombre ha variado  desde mi nacimiento, lo cual me permite identificar a mi territorio como nación, territorio y características que me dan una identidad y me trazan una personalidad.

Mi nombre es México, no recuerdo cuando nací, lo que si se es que tengo una historia llena de anécdotas, algunas tristes y otras no tan tristes, pero que siempre me han denotado como una nación con muchos problemas de desarrollo, antes de llamarme México, me llame Mesoamérica, después  me llame  Imperio, que podía ser identificado como Imperio  Azteca, Olmeca, Tolteca, maya, etcétera; es decir, mi nombre cambiaba  de acuerdo al Imperio de que se hablara, eran como sobrenombres.

He sido una persona conquistada y conquistadora, primero llegaron a mi vida unos hombres llamados vikingos y algunos otros venidos de un territorio del viejo continente llamado España; esos vikingos y esos españoles dominaron mi vida ideológicamente, hasta que por fin los hombres barbados y de ojos azules conquistaron mi casa, me cambiaron de nombre y me pusieron “Nueva España”. Ese contacto entre los conquistadores y yo, provocaron una transformación que fue perdiendo sus características anteriores, para cambiarme nuevamente de nombre por “Colonia”, no sé en qué momento de mi historio me pusieron México, al cual más tarde le agregaron Estados Unidos Mexicanos.  

Mi historia es tormentosa, está llena de traiciones, de sangre y de mentira entre otras cosa, pero aquí sigo de pie, a pesar de que en las últimas décadas he vivido en crisis a consecuencia de una serie de fenómenos naturales, temblores, lluvias, inundaciones, desbordamientos, derrumbes, etcétera; pero desde que yo me acuerdo 1520 hasta la fecha, sigo de pie.

Aquí sigo como símbolo de mi raza de bronce, valiente, estoica, sumisa, noble y obediente, cuestiones que me dan características de personalidad.

Mi casa, mide 1 964 375 Km² de los cuales 1 959 248 Km² son superficie continental y 5 127 Km² corresponden a superficie insular;la parte sur de mi casa, se ve franqueada por un rio llamado Suchiate, que me separa de otra casay en el patio trasero, mi barda topa con otra casa; la casa del frentees pobre y la casa de atrás es de las más  ricas del mundo, llamada Estados Unidos de América.

Me cuentan que mi padre, que por cierto lo denominan padre de la Patria, se llamó Miguel Hidalgo y Costilla y que mi madre, cuya figura no es clara, unos le llaman Guadalupe o con cariño Lupita y otros le llaman Patria. Para cuestiones de identidad, los dos símbolos me sirven.

Tengo un millón ciento veinte hermanos y hermanas, que de acuerdo a las condiciones de mi casa territorio y al aparato productivo de acuerdo a su trabajo, algunos viven bien, otros regulares y otros de probablemente; es decir, unos son ricos, otra clase medieros y otros pobres. La casa tiene 32 habitaciones, las que se ocupan por mis hermanas y hermanos, personas mayores, adultos, jóvenes, niñas y niños, demográficamente, somos muchos, lo cual nos damos cuenta por las carencias y vicisitudes que vivimos día con día.

Mi identidad y mi nacionalidad, las identifico como todos los que vivimos en México, con un documento llamado acta de nacimiento, una credencial denominada del INE o un pasaporte que me sirve para traspaso de fronteras; observo que no soy una persona rica en industria, más bien vivo y me arraigo a la tierra, soy más campesino que obrero, esto se refleja porque la gran mayoría de los que vivimos en casa, tenemos un bajo nivel educativo, tecnológico y organizacional, que solo ogra acumular un dinero para satisfacer las necesidades que provocamos dentro de la casa; es decir es acumulación de la venta interna y externa de productos, llamada PIB, es muy pobre en relación a otras familias, la mía solo logra tener entre el 2% y 3% de PIB, mientras que las familias ricas acumulan hasta aun 9% y 10%.

 Mi acumulación de dinero, se da mayoritariamente por tres grandes canales, un recurso que la naturaleza me brindo; el petróleo, el otro  insignificante desarrollo industrial y otro que es generado por mis hermanos y hermanas que abandona mi casa para ir a otros entornos en búsqueda de recursos económicos y mejorar su condición de vida, que hemos dado en llamar migrantes y que al trabar en otros espacios y territorios con mejores aparatos productivos, ganan  en billetes verdes que envían a mi casa y les llamamos remesas, las cuales ha nivel macro ayudan, pero a nivel micro afectan a mi familia, jóvenes y niños (desintegración familiar, alcoholismo, drogadicción, prostitución y expectativa por cambio de territorio).

Si bien, todos manejamos algunas características  comunes que nos permiten identificarnos como paisanos y/o hermanos, también hay otras hacen diferentes y por consecuencia provocamos desigualdades de todo tipo.

Algunos símbolos culturales que me permiten identificarme como México y también a mis hermanos, son algunos símbolos como la bandera, el himno  y el escudo; otros elementos son la música, el juego con la muerte, los deportes de reto como la charrería, la gastronomía patrimonio cultural de la humanidad, las bebidas, el colorido   y la alegría como reto a la adversidad.

Si bien cada uno de los territorios que conforman mi casa, son diferentes, todos tienen algo que los une gastronómicamente: el picante, los frijoles, el maíz convertido en tortilla y las calabazas, son alimentos que se consumen en todos los territorios. En cuanto a bebidas, pulque, tequila y mezcal son las bebidas peculiares entre nosotros los mexicanos.

La vestimenta, si bien es diferente en cuanto a los entornos climáticos, todas ellas tienen un común denominador, el uso de huaraches, blusas bordadas y coloridas, el sombrero, el morral y el machete; somos creyentes, tenemos fe en algo, nuestra cosmogonía es disímbola, pero al fin y al cabo nos une;  nuestra música va desde la alegría hasta la tristeza, somos arriesgados, le tememos a la muerte, pero jugamos y nos burlamos de ella; somos confiados, quizá eso es lo que nos hace ser sumisos.

Tenemos un grito en común de frontera a frontera, de océano a océano que nos hace únicos y es ¡¡¡¡¡ VIVA MÉXICO!!!!!! . Grito entre otros como el que nos identifica en el mundo deportivo ¡¡¡¡¡ PUTO!!!! Que no es más que un grito de solidaridad.

Mis rasgos humanos son de pigmentación morena y mis hermanos y hermanas en su gran mayoría también lo son;  somos  de estatura baja  y panzoncitos; somos pulqueros, frijoleros y chileros, si nuestro alimento no pica, no es mexicano.

Nuestra conducta, de la cual no escapo es ser en extremo alegre o entrar en estados depresivos, por sentires sentimentales; amamos a la madre, aunque la usamos como la mayor ofensa; somos paternales, por eso nuestros gobernantes nos tratan con paternalismo; bailamos con alegría, con folklor y lloramos con facilidad y sentimiento; así es mi México y así se vive mi México.

Hoy he reflexionado, que para hablar de mi identidad y de mi pertenencia: la tierra, se necesita hacerlo sin un dejo de tristeza, sino más bien con un grito de alegría esto vivo y es cuestión de convencimiento para ser grande

Gracias a quien me puso México, estas líneas   a pesar de que en mi territorio y en mi familia hay un cuadro epidemiológico alarmante que hace de mi gente una población carente de salud, así como morimos de enfermedades, resistimos a enfermedades crónico degenerativas como la diabetes, cáncer y otros males más, a pesar de ello, somos grandes aunque al compararnos con otros países nos veamos chiquitos.

No sabría decir,  si esto se llama tristeza o saber vivir en estado de emergencia, mi población no muere nada mas de enfermedades, hambres, etcétera; los 34 mil muertos en un solo años se suman a los de las enfermedades y desaparecidos; no puedo hablar de seguridad porque no la tengo, sino de vida emergente; tolero y acepto a mis gobernantes aunque no esté de acuerdo y protesto, pero al fin y al cabo  termino siendo el mexicano sumiso, preocupado más por ver como alcanzo la felicidad individual y colectiva de este gran país MÉXICO.

No sé si podría seguir caracterizando mi persona, ya que al ir haciendo un recorrido histórico de mi entorno y mi persona, podre gritar de dolor, conformidad o alegría en estas próximas fiestas patrias con un tequila en la mano, un plato de pozole en la mesa, pambazo, quesadillas, tostadas y tamales acompañados  con un atolito

¡¡¡¡VIVA MÉXICO CABRONES ¡!!!!!!!

Ese soy yo,  MÉXICO, con una trayectoria histórica, envidiado por mi riqueza cultural y mi biodiversidad, pero con un devenir incierto.

Ser mexicano significa una vida de lucha, unos odian, otros quieren, pero al final ¡¡¡¡VIVA MÉXICO CABRONES !!!!!!!

Seudónimo: Antropología


EL ORGULLO DE SENTIRSE MEXICANO

Introducción

El presente ensayo tiene la finalidad de explicar las características en el orgullo de sentirse mexicano con motivo de las fiestas patrias que enaltecen nuestra formación cívica y cultural, permitiendo la aceptación de identidad como un elemento de fortalecimiento de los hábitos de nuestra nacionalización.

En los últimos años México ha sido protagonista de nuestra cultura nacional, y en el mundo internacional gracias a su diversidad intelectual, artística, humana que emana de las tradiciones y costumbres, como parte de la historia mexicana.

Para comprender esa parte de las costumbres y tradiciones que cotidianamente se ven integradas en el comportamiento que tiene cada individuo y que son una generación que deja huella en el espacio y tiempo dejando un legado para las futuras generaciones. Las costumbres mexicanas provienen tanto de sus pueblos indígenas como de la época colonial. Algunas de éstas resultan extrañas y sorprendentes para los extranjeros que visitan el país, ya que son diferentes a las que están acostumbrados a ver por su gran colorido y majestuosidad que se despiertan en cada uno de los mexicanos, que sienten a este país como el regalo de Dios para prosperidad.

La sociedad mexicana es comprendida por su vasta civilización, han evolucionado a través del tiempo. La cultura de este país refleja la influencia de otras naciones que han intervenido durante el proceso de desarrollo de México, su gente amable, amistosa, y de un corazón sincero son  valores que se comparten, contagian a otros por sus características propias de una población que tiene una identidad  propia.

Lo que permite una relación directa entre individuo con sus semejantes para transmitir sus pensamientos e ideas.

El termino identidad ha sido definida como el concepto que se posee sobre sí mismo (Grinder 1992).

La identidad es la que se hace que uno sea “si mismo y no otro.” Se trata pues, de un conjunto de rasgos personales que conforman la realidad de cada uno y se proyecta hacia el mundo externo permitiendo que los demás reconozcan a la persona desde su “mismidad”condición de ser uno mismo; esto es, en su forma de ser específica y particular.

-2-

Nuestros símbolos patrios son una identidad que  nos hace cada día más fortalecidos con las costumbres y tradiciones que forma nuestra cultura, cabe destacar que la necesidad del mexicano es tangible, a la vez asumiendo el compromiso con nuestras raíces el amor por México; que no hay en otro lugar de este planea.

Desarrollo:

Pero ¿Qué es México?

Es típicamente un país descendiente de la colonización española, circunstancia que se expresa en una herencia cultural específica, siendo el español el idioma hablado por su población. Anteriormente en su territorio se desarrollaron culturas indígenas de notable evolución y relevancia, circunstancia de la cual todavía quedan manifestaciones arquitectónicas sorprendentes. Hoy en día, México constituye una república moderna y democrática con una economía que florece lentamente y con recursos naturales de relevancia, como por ejemplo el petróleo.

Desde el punto de vista cultural, fue cuna de grandes artistas que destacaron en el mundo de forma categórica, es su gente, sus tradiciones, costumbres, territorio, paisajes naturales únicos en el mundo, entre otras tantas variedades que llena un gran  corazón, tesoro de la artesanía típica que solo lo tiene México.

No omitimos que solo el orgullo de sentirse mexicano nace desde la formación histórica de una educación que viene desde la familia como base fundamental del respeto y fraternidad de los valores mismos que integran una sociedad tradicionalista.

Roger Bartra (2000) destaca que en el último siglo el pueblo mexicano se ha unificado por mediación del discurso nacionalista; discurso que en los hechos ha dificultado la relación de los mexicanos con su pasado y con la historia del mundo.

Por su parte Samuel Ramos (1993) aborda a la identidad nacional del mexicano de forma más unitaria y sistemática es el perfil del y la cultura en México, desde una perspectiva psicológica y se concentra en lo que considera uno de sus rasgos distintivos: el complejo de inferioridad. Puesto que el mexicano con sus capacidades, virtudes, y deseos de un sentido nacionalista constituye su modo de identidad que lo representa en un simbolismo propio que lo hace ser autentico, talentoso, de sus raíces de sí mismo. El orgullo de sentirsemexicano.

-3-

Pero no podemos pasar por alto su originalidad: el orgullo de sentirse mexicano esas características que lo conforman  en su diversidad cultural desde su atuendo, vestimenta muy propia, el sombrero  típico, su traje  de charro, y porque no decirlo el tequila como una bebida desde nuestros ancestros que tomaban en sus festividades, y porque no mencionar el jorongo un clásico más individualista  con colores llamativos: verde, blanco y rojo simbólico de la bandera, que es el símbolo representativo de nuestra nación. Esa imagen que puede definirse como un signo transparente, espejo del mundo reflejo del tiempo en el espacio, a través de la historia sobre todo de la Independencia de México.

Es un sinónimo de patria, de independencia, de orgullo nacionalista  de su diversidad cultural, de un sentido popularista, de amistad y  respecto.

Pero consientes de una cultura y manifestaciones populares, de su gente que en todo momento defiende sin importar cuanto cueste luchar por ese país que tanto anhelamos para las futuras generaciones y puedan decir que el orgullo sentirse mexicano es tener bien en alto nuestros valores, costumbres, tradiciones  todo aquello que encierra nuestra identidad, susraíces propias.

Conclusión

En este trabajo, se expusieron los argumentos de identidad nacional, característicos del mexicano, la cultural que es parte sustancial de México. Yestá reflejada en las tradiciones  y costumbres, sobre todo propias desde la Independencia, hasta nuestros días.

Con esto podemos decir que el orgullo de sentirse mexicano, está en sus raíces propias, en su historia, sus lenguas indígenas, su vestimenta, traje  típico de charro, tequila, jorongo, y el fervor  patriótico.

Por otro lado su gente  fomentan los valores, de fraternidad, igualdad, respecto, cordialidad, y amistad sin olvidar las artesanías, y gastronomía,  son dados en una sociedad que se refleja, en todo el mundo.

En  México es un país rico en cultura,  con grandes recursos naturales que se pueden explorar, haciendo crecer su economía sin olvidar las fiestas populares. Sin ellas no existiría el talento del mexicano que lo integra a esa identidad nacionalista.

Por último cabe  mencionar que el sentirse orgullosamente mexicano no significa que seamos descendientes de razas indígenas,como nos tiene calificados en otros países del mundo, que piensan que estamos sentados sobre una mina de oro y tomando tequila con nuestro sombrero y aun lado un nopal, sino más bien la alegría que comparten.

-4-

No hay duda que México es un país maravilloso, hermoso, generoso. Esta tierra que nos vio nacer nos ha dado mucho más de lo que nosotros le hemos devuelto. Tierra generosa para propios y extraños, porque aquí nacimos, y vivimos, este es nuestro hogar.  Adoptamostodas esas circunstancias diversas, el cobijarse en los Símbolos Patrios y por supuesto, en sus leyes.

Considero que el  orgullo de sentirse mexicano es parte de nuestra civilización cultural e histórica  que tiene y hace grande a este país su  gente, su legado, su hospitalidad, y su forma de manifestarse en las fiestas populares como es el caso de la Independencia de México.

Es el camino que  a través de nuestras raíces, nuestra identidad propia que nos caracteriza de otros países. Ese es el México maravilloso: su gente, sumagia a través de sus costumbres y tradiciones, con todas sus cualidades y defectos. Sera el presente, el pasado y el futuro que dejaremos huella en las próximas generaciones, a través del tiempo.

Sin lugar a dudas ese será el gran:Orgullo de sentirse mexicano.

¡VIVA MEXICO!

¡VIVA MEXICO!

¡VIVA MEXICO!

Seudónimo: El Míster


 

MÁS SI OSARE UN EXTRAÑO ENEMIGO

RESUMEN

Como mexicanos tenemos algo que nos hace sentir muy orgullosos, algo que siempre podemos presumir: nuestra basta y multifacética cultura. Esos rasgos, para bien o para mal, marcan de manera decisiva el comportamiento de nuestro pueblo. De tal manera que hemos construido códigos específicos para entendernos en este país que alberga expresiones de toda índole tejidas por un hilo conductor; la mexicanidad.

Bajo esta lógica, en este ensayo se hace un retrato (en  blanco y negro) de algunas imágenes de la cultura mexicana entendida como factor clave que fundamenta la identidad  y fortalece la esencia de nación. Expresiones que se traducen en un peculiar modo de ver y vivir la realidad, la autopercepción del oprimido y conquistado y el desenfado del humor y el sarcasmo que se transmite de boca en boca.   

LOS RASGOS PRINCIPALES DE LA SOCIEDAD MEXICANA

La sociedad mexicana actual, es un resultado de muchos procesos históricos a los que ha estado sometido el país. Esos comportamientos de la sociedad derivan de momentos cumbres de su historia, como lo es el sentimiento de victimización que está presente, tal vez de manera inconsciente, en la mayoría de la población del país. Según, Jorge G. Castañeda, el mexicano no sabe cómo trabajar en equipo, quiere toda la victoria o toda la tragedia para él solo, buscando siempre ser esa víctima; Esta constante es parte de nuestra historia en donde hay más ejemplos que evocan la tragedia que momentos de éxito. Bajo este esquema se puede entender el odio a lo extranjero (siempre rechazamos lo que viene de fuera) porque aquello nos recuerda la dominación que ejercieron otras naciones sobre el territorio nacional.  

Si bien es cierto que el mexicano tiene un gran complejo de inferioridad con respecto a otros; también es cierto que esa posición nos resulta muy cómoda. Aquel rol del oprimido sirve como explicación para todos nuestros males. Desde lo sencillo; perdemos en el deporte no por falta de preparación sino porque nos robaron, nos hicieron trampa, nos tienen envidia. Hasta lo cotidiano; somos improductivos en el trabajo porque no tenemos los suficientes estímulos. Pasando por lo sofisticado; la relación económica con Estados Unidos es de sumisión no de socio comercial porque ellos tienen el capital y nosotros sólo la mano de obra. Esto me lleva a otro rasgo. El mexicano se caracteriza por ser pasivo y contar con un fuerte sentimiento de apatía. Preferimos “el viejo conocido que el nuevo por conocer”. Rehuimos al conflicto, al debate, a la disertación de las ideas. Porque más vale “un mal arreglo que un buen juicio”.  

¿Porque se dice que el mexicano busca una posición cómoda?, porque así es, siempre ve por su conveniencia y los intereses propios y de sus familiares; solo de esta manera, nos podemos explicar cómo es que la gente no realiza las cosas como debería. Al contrario de cualquier lógica, hace el menor esfuerzo tratando de obtener el máximo beneficio. A pesar que lo anterior implique mentir, engañar o utilizar un artilugio más o menos sofisticado.   

 

De lo anterior, quiero poner énfasis en que la sociedad mexicana es poco exigente con respecto a su gobierno y se informa muy poco de lo que esté realiza. Tal vez las personas prefieren no informarse por miedo a saber o por no querer hacer algo para corregirlo; pero también no es de todo su culpa; ya que mucha gente se informa a través de los medios tradicionales; que por lo general, obedecen a intereses específicos (Camín & Jorge G, 2009 ).

LA MORENITA DEL TEPEYAC  

La religión es un factor muy importante en todas las sociedades y culturas; pero en México, la religión católica,  ha movido a la gente y su estilo de vida durante muchos años; la sociedad mexicana, siempre ha sido vista como una sociedad religiosa y de fe, no por nada se relaciona rápidamente al mexicano con una imagen de la “Virgen de Guadalupe”; a la cual los mexicanos se encomiendan y piden con una fe a prueba de todo. Sin emitir un juicio al respecto (cada quien expresa su religiosidad como quiera), lo curioso es que un considerable número de personas dejan el resultado de todo en manos de la fe, adoptando una actitud pasiva en la cual simplemente se esperan a que las cosas lleguen y sucedan como un milagro; esto se puede ver ejemplificado en varios programas televisivos; como lo es “La Rosa de Guadalupe”, programa transmitido por el Canal de las Estrellas; en televisión nacional y al alcance de todo habitante del país que cuente con una televisora; en este programa sucesos irreales, son solucionados simplemente a través de la fe que se tiene en la “Virgen de Guadalupe” (Masferrer K., 2009).

Otro aspecto que está marcado por la religión católica en México es el papel de la victimización, mencionado anteriormente; ya que muchos mexicanos justifican que es necesario aguantar el sufrimiento y las penurias, porque todo esto tendrá su recompensa después; sin importar que este después no sea en vida, en cierto modo, el papel de la mujer también está influenciado por la religión católica; ya  que siempre es vista como un ser indefenso y bueno que debe servir y brindar amor sin mirar a quien (Masferrer K., 2009) .

En los últimos años; los mexicanos han modificado un poco su comportamiento en cuanto a este tema; ya que nuevas influencias (redes sociales, por ejemplo) han sido adoptadas como catalizadores de una nueva mentalidad. Ahora tenemos, por tanto, fusiones híbridas entre las influencias globales y comportamientos parroquiales.

EXPRESIONES DEL MÉXICO CONTEMPORÁNEO

         En México tenemos una amplia gama de festejos (nos encanta la fiesta) que generan un sentimiento de pertenencia en su pueblo. Las fiestas patrias más que generar una reflexión profunda sobre nuestro rumbo como nación independiente se conmemora con generosos platos de comida y dosis extremas de bebida; tenemos también el día de muertos en el que se conmemora a aquellos que se “han adelantado”, el día de la candelaria, las posadas navideñas acompañadas de nacimientos, piñatas, en fin. Todo lo anterior tiene que convivir con un México que se presume moderno  y aspira incursionar en el primer mundo (Remolina López, 2004 ).

         Estos festejos nos reflejan lo mucho que a los mexicanos les gusta convivir y compartir con amigos y familiares; aprovechando cualquier ocasión para festejar en compañía de ellos; el mexicano es muy apegado a la familia y muy expresivo; generando demasiada dependencia (Sorrentino, 2003 ).

         Este es un rasgo que identifica a los mexicanos del resto del mundo, el no querer estar solo, el tratar a todos bien, y no saber decir “no”; tal vez por miedo de no agradar a los demás, así como la peculiaridad de proteger a la familia, manteniéndola unida y mostrando afecto en cuanto se presente la ocasión, el que el mexicano siempre realice actividades rodeado de personas, busque la manera de festejar acompañado.  

REFLEXIONES FINALES

La forma de vivir lo mexicano es curiosa. Estamos atrapados entre lo viejo y lo moderno en términos de expresiones culturales, tradicionales y lingüísticas. Hay que sacudirse las etiquetas de ese prototipo de persona que no trabaja, que es impuntual, que está dispuesta a engañar siempre utilizando diversas mañas.

Esos fantasmas del pasado tendrán que fusionarse con nuevas generaciones que viven un México de mayores éxitos en lo económico y social pero que no alcanza a sacudirse su pasado que lo remite a la victimización, culpabilidad e inferioridad.

BIBLIOGRAFÍA

Camín, H. Á., & Jorge G, C. (2009 ). Un Futuro Para México . México : Punto de Lectura.

Castañeda, J. G. (2011). Mañana o Pasado El Misterio de los Mexicanos . México : Santillana .

Masferrer K., E. (2009). Religión, Poder y Cultura . Buenos Aires ; México : Libros de la Araucaria.

Remolina López, M. T. (2004 ). Tradiciones de México . México : Selector .

Sorrentino, R. M. (2003 ). Culture and Social Behavior. McGraw-Hi

Seudónimo: Negro Sol


 

Se acerca el año 2018,  año de Elecciones

Aquel por lo que laten miles de corazones  

La calavera ya afila colmillos, muelas  y dientes

Lo mismo que por la grande, muchos Independientes

La muerte va a ser dura, despiadada  y canalla

Se va a llevar la candidatura, de Ricardo Anaya

Está a punto de morir el gobierno de Enrique Peña Nieto

Que se lleve con él, sus reformas que trajeron sufrimiento  

Me encontré a la muerte  sentada,  escribiendo a quien se iba a llevar

Me dijo que pensaba llevarse a todos, menos al gobernador Omar Fayad

Le dije mejor llévate  a esos tipos, que duermen sentados

Me dijo que sí, que en su lista están senadores y diputados

Le comente a la flaca, que Margarita Zavala rompió con el pan

Me dijo feliz y convencida, que eso era parte de su malvado plan

El hacer que de nuevo el PRI ganara la presidencia

Al fin el pueblo aguanta, y tiene mucha paciencia.

La muerte sabe que algún día a todos nos va a llevar

Ojala que se espere un rato y al menos nos deje votar.

Vuela, vuela palomita, vuela rápido sin escalas  hacia París

Ojala esta calaverita salga en la columna del licenciado Sarkis.

Carlos Santos Téllez



Omar Fayad se murió,

No pudo llegar al 2018,

Estaba más flaco y ojeroso,

Sin amigos, candidatos ni cuatachos.

Antes salió de Gobierno triste y desconsolado,

Y llorando dijo fuerte,

Ustedes me han insultado,

Y yo aquí quitándoles lo amargados.

Les traje a Victoria con sus telenovelas

Les traje de Cristian con su cara de galán

Les puse un tuzobús con choferes uniformados

Y aquí sólo me dicen que me vaya a descansar.

La muerte se lo cargó con todo y su gabinete.

Diciendo “Ay los dejo sin mi gracia,

Sin Victoria y sin dinero,

Ojalá que Osorio no los cuide,

Y se los lleve la desgracia”.

Omar quería un gran evento,

Para despedirse de los políticos,

Sin imaginar que a todos los vería,

Bailando juntos en el infierno.

Así la muerte llegó a Hidalgo,

Nadie se pudo escapar,

Todos quisieron correr,

Pero a los baches de Pachuca empezaron a caer.

Quisieron gritarle a Yoli

Quisieron subir los puentes,

Quisieron escaparse y sólo consiguieron

Morirse en los socavones…

En Hidalgo la muerte llegó de tajo,

Y les dijo ¡ay Fayad te dije que no era relajo”.

Victoria le quiso llorar pero no pudo ni gritar

Ya que buscaba que todos la pudieran consolar.

Sarkis con su gran sonrisa

Y saliendo siempre al quite,

Dijo “Omar no me dejes,

Yo te prometo unas encuestas,

En las que siempre ganarás,

Para que luego te desquites,

De los que te quisieron enterrar”.

Mtra. María de Lourdes Guerrero Alfaro

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia